domingo, 3 de agosto de 2008

Crónica XIII Travessia a la playa de Cullera "Memorial Ximo Soldevila"

Volvemos a nuestras andadas, despertador a las 05:45 AM, pasear a la Chicha, comer algo, recoger a David y Silvia, y de viaje a Cullera, ya que tenemos que estar allí a las 8 a recoger dorsales.

Llegamos bastante bien de tiempo, pero aparcamos tan lejos de la salida que entre unas cosas y otras llegamos justitos para la salida. Hay bastante gente, pero ya se nota la bajada de participación que conlleva el mes de Agosto.

Salida!!! A correr!!! Buff, se nota la carrera de ayer de Moixent, y las agujetas empiezan a hacerse notar. Me posiciono bien y para alante, el agua está calentita y aunque no queramos, nos hace venir a la mente malos pensamientos, pero de momento hay suerte y no se ve nada raro.

Voy enmedio de un grupo y en cada brazada se ve la típica espuma del movimiento de la gente, pero en una brazada me da la impresión de ver algo así como una medusa, vuelvo a meter la cabeza y efectivamente ... mierda!!! Todavía no hemos llegado a la Penyeta del Moro (mitad de la prueba) y ya me empieza a entrar el mal rollo, ya que luego tenemos que volver por el mismo sitio.

Un poco más alante se ven más, son de las grandes, transparentes y moradas, aunque de momento parece que van por abajo. De vez en cuando noto una ráfaga de pinchacitos en el pecho y en la cara, supongo que alguien por delante ha molestado a alguno de estos bichejos y ha soltado sus regalitos, quedando disponibles para los que venimos por detrás ...

Rodeamos la Penyeta y se ven bastante más, así que los grupos empiezan a disgregarse para poder ver lo que se nos pueda venir encima. La visibilidad no es demasiado buena y me encuentro a dos en los morros (ha salido el sol y ya han empezado a subir), al parar y esquivarlas rampazo en el gemelo, mecagüenlaleche!!! esto ya no mola.

Empiezan a aparecer más y de reojo veo a las zodiacs llenas de gente que ha decidido retirarse, que conocimiento tienen algunos ... El regreso se hace lento pero seguro, en cada brazada hay que inspeccionar el terreno, pero me parece que vamos todos igual, porque no me adelanta nadie. Que ganas tengo de llegar!!! Encaramos las boyas de meta y por fin!!!
Al final he llegado en mi línea de costumbre, sobre los 40 primeros, no está mal a pesar de todo.

Luego salen David y Silvia, ella un poco enrrojecida porque le ha pasado una medusa por el pecho, aunque menos mal que llevaba el traje largo, pero de todas formas dice que pica mucho ...

Como de costumbre dice que no sabe si habrá quedado en buen puesto, pero salen las clasificaciones y ... PRIMERA!!!! Es la mejor.

Luego cervecita, papas y aceitunas para celebrarlo y para casa a descansar.

Yo, después de la experiencia de hoy, y presumiendo que a partir de estas fechas ya va a ser ésta la tónica general, me planteo colgar el bañador para esta temporada ...

Au


1 comentario:

Paola dijo...

me planteaba esto de las travesías... pero creo que si veo una medusa, me da un patatús, y si ya me pica, me muero... tendré que replantearmelo...