sábado, 23 de julio de 2011

GoierrikoBiHaundiak (15-16 de julio de 2011)

Crónica de Jessi

Hacia finales del año pasado, Rubén me comentó que quizás se animaba con Esteban a hacer la Ehunmilak en julio. A mí esa carrera me quedaba un poco grande, pero si subían hacia tierras vascas, me animaría a hacer la Goierriko2Haundiak. Ahí quedó la cosa… hasta que en alguna carrera, coincidí con Santi y Trueno, y lo volvimos a comentar. En enero empezó a gestarse este gran viaje… y menudo viaje!!!

Viernes 15 de julio; lugar de salida Alcoy. Fernando, Vicky y Carlos dejan aquí los coches, y vienen Trueno y Carmen con la furgoneta que hemos alquilado. Más adelante, quedamos con Tatin y Santi… y ya tenemos la fiesta montada hasta Beasain. Menudas risas nos pegamos, entre estudio de perfil (yo no había tenido tiempo ni de ver el roadbook), estudios de tiempos del año pasado para tomarlos como referencia, y apuestas sobre el tiempo que pensábamos cada uno que íbamos a hacer…

Hacia las 17h llegamos a Beasain, y buscamos el hotel. Allí estaba Carlos (otro Aperito), ya con ropa de faena, porque él sí que era valiente… a por las 100 millas iba! Dejamos las maletas y vamos hacia la salida para ver el emocionante momento de la salida de los y las maquinotes. Allí me encuentro con Gorka, que había venido desde Plentzia a vernos, y a ponerse un poquito celosillo… esta carrera casi la corremos juntos! El año que viene, Gorka!

A las 18h en punto dan la salida, y con los pelos de punta, aplaudimos y vitoreamos a todos los participantes. Qué mákinas!!!! Hay más inscritos a esta prueba que a la “corta”. Ahí queda eso

Vamos a por la mochila y luego a por los dorsales, donde nos hacen el control del material obligatorio. Comprueban que tenemos todo, y vamos pasando por las mesas a recoger el dorsal, el chip, la bolsa para dejar la ropa, el vaso… ya nos damos cuenta de lo bien organizado que está esto, pese a ser la 2ª edición. ¡¡Esto promete!! Volvemos al hotel, preparamos el material que queremos tener en el km. 50 y vamos hacia salida a llevarlo. Después cenar (un bocadillo de lomo muy generoso nos hicimos Trueno, Carmen, Gorka y yo, que me fui acordando los primeros km de carrera…), y a descansar un poco en el hotel. Llevaba toda la tarde cansadísima, con muchísimo sueño, y sólo de pensar lo que me esperaba… así que decidimos tumbarnos a descansar un poquito en la cama. Tan relajada estaba, que a las 22h toca la puerta Trueno, totalmente equipado y poniéndose el dorsal: “Chicas, aún estáis así?” Pues si tenemos tiempo de sobra!!! Jejeje Nos ponemos la ropa de faena, y hacia las 22:30h vamos hacia la salida. Menudo ambientazo hay.

Nos hacemos la foto antes de entrar a la zona de salida, y me pilla por banda el speaker (por cierto, un saludo!) para una mini-entrevista… para hablar estoy yo! No me acuerdo ni qué me preguntó, ni lo que le dije, jajaja Mientras, Vicky llamándome porque estaba preocupada que no llegábamos. Por fin, estamos todos, nos hacemos la foto, y vamos hacia la salida.

Carmen y yo nos ponemos por delante para ver el baile. El resto cerquita de nosotros, y emocionados, vemos el baile, oímos la música (acertada canción de Vangelis, la Conquista del Paraíso) y nos concentramos… la plaza está “abarrotá”, y en el momento de la salida los gritos y aplausos del público nos hacen volar!!!

No puedo explicar con palabras lo que sentí, mi cara lo dice todo. Gracias a todos y todas por vuestros ánimos.

Los primeros km atravesando Beasain, y luego subiendo una pequeña cuesta por asfalto y luego por tierra que nos va poniendo a cada uno en su sitio. Aquí nos separamos un poco, pero al final de la cuesta y antes del avituallamiento de Zaldibia, ya vamos casi todos juntos. Llegando a Zaldibia oímos gente, una plaza llenísima de gente animando y vitoreando. Está el primer control de paso (llevamos 7 km y 48’ de carrera), y tras arrimar la muñeca para marcar el chip, continuamos cruzando el pueblo con una sonrisa de oreja a oreja y agradeciendo los ánimos. Increíble… tanto, que nos saltamos el avituallamiento! No sé si no nos dimos cuenta, o que si parábamos se nos echaban encima, jajajaja Vicky se puso seria y dijo: “Xicons, així no anem. Tenim que parar”, jajajaja Menudo subidón!!!

Tras esto, llega un tramo con unos 1000 m de desnivel positivo y otros tantos negativos; vamos subiendo en grupo, pero me quedo algo descolgada. Así que prefiero que vayan ellos a su ritmo, y si puedo, ya los pillaré, jejeje Siempre los veía delante, así que no hay problema. Llegamos al siguiente avituallamiento muy completo en el km 18 (2h44’), donde nos volvemos a “arrejuntar”. Rellenamos el camel back (bueno, nos lo rellenan, los voluntarios están atentísimos con todos los corredores, y te dan todas las facilidades), comemos fruta sobre todo, y a encarar los próximos 4 km de subida que nos llevarán al famoso Txindoki (a 1338 m. de altitud). La subida es cómoda, por pista y luego senda, pero el grupo lleva un ritmo más rápido para mí… si intento seguirlos luego lo puedo pagar, así que sin que se me vayan demasiado, voy a mi ritmo.

Cuando llegamos a un colladito vemos frontales a izquierda y derecha. Hemos llegado al punto de subir al Txindoki y por donde se bajará también, ya que en la cima hay un control de paso. Esta subida se hace más complicada, mucha piedra, pero es entretenido ir cruzándote con los que bajan. Al llegar arriba, en el control, le dicen a Vicky y Carmen que van 3ª y 4ª. Vicky ha ido “reservando” para ir todos juntos, así que la animan para que tire delante y vaya a por ese podium. Yo llego poco después que ellos (km.23 y 4h23’), pero en la bajada se me van. Aunque las bajadas me gustan, esta la veía algo peligrosa, de noche… y quedan muchos km. Así que me quedo sola, camino del Ganbo, y me noto algo de hambre. Así que cojo una barrita, y voy subiendo por el prado.

Hace una noche perfecta: la luna llena, la temperatura, las sombras de las vacas y caballos… respiro hondo y me siento la mujer más feliz del mundo… ¡¡cómo me gusta esto!! Me giro y veo una fila de frontales bajando del Txindoki, lástima no tener la cámara de fotos a mano! La barrita me ha dado fuerzas, y en la subida me encuentro muy bien, puedo ir a buen ritmo, así que aprieto para ver si pillo a Trueno, Carmen y Carlos que van por delante. No quiero ir sola todo el camino… Tras subir al Ganbo, logro alcanzarlos, y juntos los 4 empezamos la bajada por el prado. ¡¡Qué bien y qué rápido se baja!! Con lo que nos ha costado, jejeje

Una laaaaarga bajada por prado, barro… pasamos cerca de un pantano, y luego por una zona de bosque que de día tiene que ser impresionante; para ir a desembocar al siguiente avituallamiento y punto de control, Lizarrausti, en el km. 36 (llevamos casi 7 horas de carrera). Aquí nos relajamos un poco, comemos tranquilamente, vamos al baño… y casi nos empezamos a enfriar. Estoy tentada en abrigarme un poco (empieza a amanecer y se nota que la temperatura baja), pero me dicen que viene una buena subida, así que no me pongo nada encima. Y tenían razón… menuda subida!!! Empiezo a notar un ligero pinchazo en la parte interna de la rodilla que no me mola nada… Luego vienen unos 14 km de bosque de hayas, precioso, pero con muchos sube-baja… otra subidita!! (Carmen y yo caminamos), otra bajada (nos ponemos a correr…). Así vamos haciendo “la goma” con otros participantes que sin correr nada, caminaban muuuy rápido, con lo que en todas las subidas nos pillaban, jejeje. Carlos y Trueno han tirado delante; y los vemos al llegar al avituallamiento de Etxegarate (km. 50, 10h05’ de carrera). Nada más llegar, Carlos se acerca sonriendo “Aneu tercera i quarta”… con el cachondeo que nos caracteriza a este grupete, lo primero que me salió: “Si, va, no flipes” Pero la chica del avituallamiento me lo confirmó; una de las dos primeras se había retirado. ¡¡Entonces Vicky va 2ª!! Y Carmen, después de un bailecito improvisado (creo que le estaban grabando), me puso las pilas rápidamente: venga, vamos a cambiarnos rápido, y tiramos p’alante. Acordamos entrar las dos juntas en meta (si manteníamos la 3ª posición). Así que lo que iba a ser un avituallamiento tranquilo, cambiándose camiseta, calcetines, lavado de cara y comida de pasta… pasó a ser un “vamos, vamos!!”. Menos mal que me dejaron cambiarme la camiseta, comer algo, ponerme Reflex en la rodilla y lavarme la cara (eran las 9 de la mañana, y de 6 a 8 había pasado bastante sueño). Carlos y Trueno tiran delante, pero a un ritmo algo más bajo para que podamos pillarles e ir todos juntos.

Siguiente control en San Adrian, justo antes del túnel que nos encamina hacia el Aizkorri. Aquí llegamos tras 12h y media de carrera, pero comiendo y con algún gel, aún tenemos fuerzas. Así que encaramos la subida al mítico Aizkorri, por el empedrado… que se las trae también. Me doy cuenta que el tendón de la rodilla me duele en las subidas caminando; corriendo no… pero aquí es imposible correr! Así que mejor no lo pienso.

Una subida larga, que cuando creemos que ya ha terminado, llegamos a una zona corta pero de mucha pendiente… bueno, vamos subiendo, charlando, hasta llegar a los 1520 m de altitud del Aizkorri. Nos cruzamos con muchísima gente que sube allí, y todos nos dan sus ánimos para continuar. Cresteamos el Aizkorri, y comenzamos la bajada (al principio, bastante técnica). Luego se hace algo más fácil por senda, y volvemos a encarar una pequeña subida hasta Andraitz. Ahora sí, bajada hasta el siguiente avituallamiento en Oazurtza, km 69 de carrera, en 15h09’.

Como en los demás avituallamientos, los voluntarios nos tratan de maravilla, pero tras rellenar camel, comer sobre todo fruta y algo dulce, seguimos el camino hacia la meta. “Alguien” (o muchos), nos habían comentado que desde el Aizkorri ya era todo p’abajo… ja!!! O no tenemos el mismo punto de vista sobre lo que es pendiente negativa y positiva… o nos engañaron un poco. Así que desde Oazurtza hasta Mutiloa, intentamos correr como se puede, pero tardamos casi 2 horas en recorrer los 9 km que separa ambos controles. Tras Mutiloa viene la parte que menos me gustó de la carrera, y que recomiendo a la organización que recorten algún km más… ¡¡pero no nos hagan pasar por delante del vertedero!! Qué olor, qué vistas más desagradables… con lo precioso del recorrido anterior, y terminamos con este recuerdo. Mientras, hablamos con Santi y Tatin; Santi y Fernando no se encontraban con fuerza física y mental, y en el km 50 se fueron de tapas y cañas (ellos sí que saben); y Tatin había terminado en 15h30'... menudo mákina!! Vicky ya había terminado también, en poco más de 17h, pero estaba tumbada porque no se encontraba bien.

Vemos Beasain, (por fin, tras muchas vueltas) encaramos la bajada hacia el pueblo, y comentamos cómo entrar en meta los 4 juntos. Tirándonos al suelo, volteretas, haciendo el trenecito… finalmente, y tras esas tonterías consecuencia de tantas horas sin dormir y sin parar, decidimos guardar los bastones en la mochila, y entrar los 4 cogidos de la mano. Entramos a Beasain y empezamos a notar el calor de la gente. Algunos nos dicen 1 km, otros 1’5 km… pero decidimos correr, y correr, y correr hasta el punto de decir yo “¿bajamos el ritmo?” A lo que Trueno contesta “ni hablar!!!”. Así que a un ritmo veloz para los km que llevábamos en las piernas, nos damos la mano, sonreímos, gritamos… y cruzamos la meta, animados por la muchísima gente que a esa hora estaba esperando finishers.

¡¡¡Lo conseguimos!!! En 19h06' cruzamos la meta. Abrazos, alguna lagrimilla, y Carmen y yo vamos a pedir que nos coloquen en la misma posición en la clasificación. Tras mucho hablar, nos comentan que lo mirarán, así que vamos a descansar, comer algo y hablar con el resto.

Las emociones son tantísimas, que me da por reír, por llorar… vamos al hotel, nos duchamos y Gorka nos lleva a darnos un masaje al polideportivo. Después cena con todos, comentando los tantísimos momentos vividos en esta carrera; nos despedimos de Gorka que se portó genial con todos (Mil gracias!!!!), y vamos a dormir, que falta nos hace.

A las 6 de la mañana abren la habitación; es Carlos que llegaba de la Ehunmilak. No ha podido terminarla, ya que ha llegado 20’ tarde al control del km 132 y le han obligado a abandonar. Con las ganas con que nos contaba cómo había ido el día y la noche (con lluvia, niebla, barro…), estoy segurísima de que habría terminado. ¡¡A la próxima!!

El domingo estuvimos por Beasain viendo llegar finishers de la Ehunmilak (a mí me emocionaba ver llegar a cada uno de ellos, sobre todo los que llegaban casi 48 h después de la salida). Esperamos a la entrega de trofeos, que fue a las 18h, y cual fue nuestra sorpresa, cuando nos llamaron a Carmen y a mí para recoger el trofeo juntas. MIL GRACIAS!!! Nos hacía muchísima ilusión!! Luego Vicky, 2ª… vamos, que llenamos el podium de alicantinas!

Increíble la carrera que he vivido. Increíble la organización, el calor de la gente, los paisajes… En ningún sitio como en el País Vasco te animan tantísimo de principio a final de carrera, alentándote, admirándote, llamándote “Héroe”. Es la 4ª vez que corro por allí, y lo vivido allí, nunca lo he llegado a sentir por aquí. Admiran muchísimo nuestro deporte!!! Gracias a tod@s, desde la organización, a los más de 1000 voluntarios, y a todo el público. VOLVEREMOS!!

16 comentarios:

Marujas Acelerás dijo...

Enhorabuena chicas, sois unas CAMPEONAS. Emocionante el relato y lo mejor de todo vuestras sonrisas en el podium.

Ruben dijo...

Bieeeeeen!!!! por fin la he terminado de leer ... jejejje

Bueno, ya os he dicho todo lo que os tenía que decir, pero ... ENHORABUENA!!!! otra vez.

Salut.

ana dijo...

Qué bonito....jejejejejje y emocionante!!

Ehunmilak + G2 dijo...

Que bonito Jessi!!! Sobre todo porque se mezclan sentimientos y descripciones reales. Desde la organizacion tomamos nota de esos ultimos kms; tendremos que pensarlo y ver si hay alternativas. Un fuerte abrazo y hasta pronto!!!

Anónimo dijo...

gran crònica Jessi, preciosa, i per el que has descrit segur que una meravella de carrera, que cracks!!!!
ENHORABONA

MATINADORS dijo...

ENHORABUENA Jessi, nos quedamos sin palabras ante tu crónica. A partir de ahora para nosotros serás SUPERJESSI.
Un Saludo campeona.

charly y angela dijo...

esto es un extra para el aneto
las carreras pasan la amistad perdura enhorabuena por hacer esa gran piña
nos vemos en una semana
charly

E.Elizalde dijo...

que grandes sois!!! desde el primero hasta el último que termina, bien la ehunmilak, como la 2handiak, sois muy grandes!!!! sin olvidarme de quien se queda por el camino, que seguro que (muchos) sufren psicologicamente mas que otros (muchos) fisicamente.
para mi TODOS/AS sois la ostia, yo soy recien aficionado, lo mas han sido 28´5 (lakuntza-aralar) o 56 (3ermitas/irurtzun).
los amigos de txurregi (primeros por equipos en ehunmilak) me han llevado a seguir la carrera, me ha parecido la ostia.
el año que viene, si sigo con el gusanillo y las circunstacias acompañan.... seria la ostia correr la "txiki" (2handiak), pero seguro que sera que no, mucho tomate, seguro que me quedo con pruebas mas cortas, pero soñar es libre y gratix ¿no??? jjeje
ZORIONAK y grandes, muy grandes, aupa zuek!!!

Lucia dijo...

Me ha encantado la crónica!! Una vez más he vivido contigo todo lo que has pasado por alli.. y cogen ganas de ir y hacerla aunque me quede grande..jajaja Y una pena no haber podido ver la salida en directo.. pero gracias que pudimos seguir los controles y saber como os iba en todo momento la carrera... Una vez más os digo a tod@s ENHORABUENA CAMPEONES!!!!

VOREM SI MUNTEM dijo...

Buenísima la crónica Jessi. Iba leyendo y reviviendo todo lo que pasamos. Fue una experiencia inolvidable, pero lo bueno es que todavía nos quedan muchas.

AtalantasWeb dijo...

¡Bravo, bravo y bravo! Una gran experiencia y una gran carrera. ¡Así se hace, súper atalantas!

Silvia dijo...

Menuda máquina estas hecha!!!!
ENHORABUENA!!!

Anónimo dijo...

Marujas, gracias! Era imposible no tener esa sonrisa en el podium!

Rubén y Ana, grasies otra vez! A ver cuando vuelven vuestras crónicas!

Ehunmilak, me alegro de que os haya gustado! Creo que en los ultimos km coincidimos bastante gente, aunque entiendo que sea difícil solucionar.

Matinadors, como ves, el entreno ha servido de algo, jejeje Un abrazo!

Charly, espero estar recuperada para este sábado. Y coincido contigo, lo mejor de las carreras no es el tiempo, ni el podium... es todo lo que se vive!

E.Elizalde gracias por tus palabras! No te lo pienses, y el año que viene a por la G2H... verás que experiencia! ;)

Lucia, gracias por seguirme "en directo" y por tu apoyo!

Trueno, pues sí, nos quedan muchas... cual hemos quedado que es la proxima? :P

Atalantas, gracias!!

Silvia, espero cumplir el sábado contigo en el Aneto... miedo me da! ;)

Jessi

GALLARD dijo...

Hola Jessi!!
Me a encantado leer tu cronica, unas palabras perfectas para decir el orgullo, placer y el sentimiento que es participar en una carrera asi, con jente tan simpatica para correr, como fuistes vosotr@s, aki un compañero de viaje, el q me uni en el pantano. el chaval que os alcanzaba andando, mientras vosotras os escapabais cuesta abajo, una lastima para mi, q sufri una novatada y unos dolores, q sin duda con una compañia tan agradable se me hubiera sido menos jodido. Fue en placer saludaros el dia de los premios, pero cabronas, decirme q estabais en el podium, q me ponia en primera fila, jaja!! cuidaos muxo, espero tener otra esperiencia como esta
un abrazo

Anónimo dijo...

cojones, a vuestro lado nos sentimos pequeños !!
eso, lo dicho = old runners never die !!
www.atotrapo.com
con cariño :::::

antuan dijo...

Mare meua! Impresionante...